Apagado

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente han detectado la presencia de importantes poblaciones de la especie de coquina Donacilla cornea en las bahías de Almería, Málaga y Granada, donde se muestra más escasa.

Conocida popularmente como coquina guarrera, se trata de una especie catalogada como vulnerable y, entre las principales causas de su regresión, se encuentra la regeneración de playas, según un comunicado de la Junta.Coquina-guarrera

En el seguimiento de esta especie colabora la Red de Voluntariado Ambiental del Litoral Andaluz, que en varios puntos de la costa, en la zona de Torrox y en Motril, realiza censos de la especie.

Este molusco catalogado como vulnerable está en regresión por la fuerte presión a la que se encuentran sometidas sus poblaciones y a la alteración de su hábitat, como consecuencia de las obras litorales, especialmente las regeneraciones de playas que la sepultan. La regresión también se debe al marisqueo ilegal, pues los pescadores y bañistas ejercen presión sobre esta coquina y, aunque se trata de un molusco sin interés comercial, se han realizado capturas de más de 250 gramos por persona a la hora en Almería y hasta los 500 gramos en las provincias de Málaga y Granada, según el Programa de Gestión Sostenible del Medio Marino Andaluz.

El grado de amenaza es tal que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha condicionado las actuaciones de regeneración y mejora ambiental de la playa de Las Azucenas, incluidas dentro del plan de obras de ampliación del puerto granadino de Motril, al traslado de los ejemplares de este molusco presentes en la playa a otro enclave.

La Donacilla cornea es una especie muy parecida a la coquina (género Donax) de la que se conoce poco sobre su biología y que vive enterrada en la orilla de playas arenosas, generalmente de poca pendiente y de granulometría de fina a gruesa. Asimismo, presenta una concha con una coloración muy variable y frecuentemente con varias bandas radiales de color.